ESTÁ AQUÍ: INICIO / Bronquitis/Asma / Qué es el asma bronquial, causas y síntomas

Qué es el asma bronquial, causas y síntomas

Imprimir |

El asma bronquial es una enfermedad recurrente en personas que viven próximos a la humedad, el polvo o los fríos intensos.

 

Generalmente oímos hablar sobre el asma, sabemos que está relacionado con la incapacidad de poder respirar.  Pero ¿sabemos realmente qué es el asma bronquial, cuáles son sus causas y cuáles sus síntomas? Aquí te daremos algunos alcances, para que comprendas mejor esta enfermedad tan común como peligrosa.

El asma bronquial, es una enfermedad en la cual los bronquios, en una reacción alérgica, se inflaman, hinchándose e impidiendo que el aire ingrese de manera normal a los pulmones. Esta inflamación puede ser continua o crónica.  La inflamación de los bronquios suele ser variable: una fuerte inflamación desencadena una crisis asmática, la cual solo puede ser tratada con nebulizaciones o, en casos extremos, una traqueostomía. Y las crisis leves, que pueden ceder solas o con el uso de inhaladores. La frecuencias de estas crisis producidas por el asma bronquial, es muy variable; depende por lo general de los desarreglos que el paciente haga en cuanto a cambios de temperatura de su cuerpo con relación al ambiente. Es decir, desabrigarse, ingerir bebidas heladas, etc.

Las manifestaciones físicas del  asma bronquial son:

  • Secreciones bronquiales más espesas y más abundantes, a esto se le suele llamar hipersecreción.
  • Destrucción y cicatrización de la membrana celular superficial que reviste a los bronquios.
  • Edemas o hinchazones internas de los bronquios, lo que  genera las crisis.
  • Broncoespasmos, esto se ocasiona cuando los músculos que rodean a los bronquios se contraen, reduciendo su capacidad.

Cuando estos cambios se producen lentamente y de manera creciente, la enfermedad se denomina asma bronquial crónica, pero si estos cambios de dan de manera brusca e intempestiva, se denomina asma bronquial aguda, en donde se presenta las crisis asmáticas. Estos 2 tipos de acontecimientos asmáticos son de intensidad y duración variable. Aunque los síntomas son fluctuantes dependiendo de la gravedad del caso, existen algunos síntomas comunes que debes tener en cuenta para detectar una posible asma bronquial:

  • Tos: Este es el primer síntoma de una recaída. Casi siempre esta tos inicia seca volviéndose, con el tiempo, flemosa y continua.
  • Flemas: Se forman de manera exagerada en el sistema respiratorio, principalmente en los bronquios, que es en donde se presenta el real problema. Estas flemas son bastante sueltas, salen al toser y por lo general, al exhalar e inhalar, se dejan notar pues producen una suerte de silbido. 
  • Sibilancia: Generalmente no es detectada por el paciente, sino por alguna persona externa o un médico. La sibilancia se caracteriza por ser un silbido producido al inhalar y al exhalar el aire que se dificulta por la estrechez de los bronquios afectados por el asma bronquial.
  • Dificultad respiratoria: Esta dificultad se produce en forma gradual y dándole al paciente una sensación de ahogo, lo que los hace desesperarse dificultando más su capacidad para respirar
  • Existen otras molestias poco frecuentes en los casos de asma bronquial, como son dolor abdominal, angustia, dolor torácico, sensación de opresión del pecho, sudoración abundante, palidez, manos y pies fríos, manos alargadas y puntiagudas, cianosis (en casos extremos), molestias nasales tales como estornudos, escurrimiento nasal, obstrucción nasal, comezón de nariz y ojos, entre otros.

El asma bronquial se produce por una reacción alérgica a diversos factores. Generalmente en la primera infancia, la enfermedad se da debido a la hipersensibilidad de diversas partículas inhaladas o al frío. Ya en la edad adulta las probabilidades de asma bronquial disminuyen, siendo la causa alergias a comidas muy condimentadas, algunos químicos, alergia al frío, entre otros. Frecuentemente el asma bronquial es un padecimiento genético; es decir, el enfermo puede tener algún pariente con este mismo padecimiento o cualquier otra alergia, en ambas líneas familiares.

Existen otros factores por los cuales el asma bronquial se produce:

  • El ejercicio exagerado.
  • Exposición a corrientes de aire muy frías.
  • Alimentos o bebidas frías, con conservantes o químicos a los que son alérgicos.
  • Olores muy fuertes.
  • Infecciones en otras partes del cuerpo.
  • Emociones fuertes.
  • Humo de cigarros.
  • Ingerir bebidas alcohólicas en exceso.
  • Algunas vacunas o algún medicamento muy fuerte para el organismo del paciente, entre los más comunes.

El asma puede ser curada si se tratan las diversas alergias que los causan, pero esto no se da en todos los casos. Esta enfermedad, aunque común, no es del todo inofensiva, se debe tratar y atender las crisis de manera rápida y efectiva. Por ello es indispensable acudir con un médico para que te indique cuál es el tratamiento más adecuado para eliminar o suavizar tu asma bronquial.


Más en esta categoria: << | >> Bronquitis aguda
ÚLTIMAS NOTICIAS